Ir al contenido principal

Convocatoria a la solidaridad con la provincia cubana Villa Clara


 

Amigas, amigues, amigos:

Villa Clara al igual que muchas otras provincias de Cuba, está enfrentando una crisis económica y sanitaria sin precedentes. Comunistas tiene una vía expedita de hacer llegar todo tipo de donaciones a esa provincia. Por ende, les convocamos a ayudar en esta campaña. Cualquier donación física (aseo, alimentos que se conserven, medicamentos, todo lo que se pueda aportar: cuenta). Estas donaciones podrán entregarlas a partir del lunes en la dirección: Misión 352A entre Suárez y Revillagigedo, Jesús María, La Habana Vieja. En caso de no poder llegar hasta dicho lugar, el Comité Editorial de Comunistas procurará de encontrar otras vías para ir a buscar su donación en cualquier rincón de la capital. No dude en contactarnos a través de las redes sociales de Comunistas:

 

En caso de que se trate de donaciones monetarias, pueden hacerlo a la tarjeta en CUP

9227-9598-7131-9476

 

O la siguiente tarjeta en MLC

9225 9598 7622 0044

 

Las donaciones que logremos acopiar serán puestas en las manos de los activistas que están trabajando desde El Mejunje de Silverio, en Santa Clara, para que ellos se encarguen de distribuirlas y buscaremos las vías de hacer llegar recursos a otros municipios.

 

¡Por pequeña que sea la ayuda, siempre será útil!

Comité Editorial de Comunistas

En el caso que no fuera efectivo contactarnos por las redes sociales de Comunistas, pueden comunicarse por los siguientes números telefónicos a través de Telegram o WhatsApp:

+53 53 64 33 36

+53 59 35 4774

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reclamo por la libertad de los detenidos en Cuba

En la manifestaciones de esta tarde en La Habana fue detenido Frank García Hernández, entre otros miembros de la izquierda cubana. Nota : no todos los miembros del colectivo editorial de Comunistas Blog suscriben esta comunicación. En la tarde de hoy el pueblo cubano salió a las calles. Un pueblo que no estaba convocado por ninguna organización que no fuera la aguda crisis económica que enfrenta Cuba y la discapacidad del gobierno para manejar la situación. Cuba salió a las calles con la consigna equivocada "Patria y vida", pero salió a las calles más allá de una consigna, salió para exigir al gobierno un socialismo verdadero. Los que estaban en las calles no eran artistas e intelectuales solamente, esta vez era el pueblo en su más amplia heterogeneidad. Esta nota de Comunistas blog no busca analizar la situación de Cuba. Busca denunciar la detención con violencia de los manifestantes, denunciar que esta vez la fuerzas represivas del Estado se pusieron en el lugar contrario,

Acerca de las protestas en Cuba del 11 de julio

Memoria - Rene Magritte (1948) A seis días de los acontecimientos y tras un profundo análisis, Comunistas da a conocer su posición oficial acerca de las protestas que tuvieron lugar en Cuba el pasado domingo, 11 de julio.  De manera casi simultánea y con mayor o menor intensidad, el domingo 11 de julio Cuba vivió una serie de estallidos sociales que abarcaron al menos a 6 de las 14 provincias que conforman el país. En los 62 años transcurridos desde el triunfo de la Revolución dirigida por el comandante Fidel Castro, Cuba no había enfrentado una situación como ésta.  A pesar de que inicialmente, las primeras protestas comenzaron de manera pacífica, casi la totalidad de las manifestaciones terminaron marcadas por la violencia, la cual fue ejercida por ambos bandos. Esta serie de simultáneas manifestaciones antigubernamentales son un hecho nunca antes visto en Cuba socialista. He aquí un factor necesario a tener en cuenta para poder comprender los hechos.  Cabe recordar que en Cuba, las

DECLARACIÓN SOBRE ALGO MÁS QUE LOS SUCESOS DE SAN ISIDRO

  DECLARACIÓN SOBRE ALGO MÁS QUE LOS SUCESOS DE SAN ISIDRO Cuba vive hoy un escenario político completamente novedoso. Por primera vez, sectores de la sociedad civil, principalmente vinculados a la cultura, e importantes figuras de las artes y la intelectualidad cubana –los cuales nunca han guardado vínculo alguno con la llamada disidencia-, defendieron públicamente los derechos civiles de un grupo opositor. Una organización que, por demás, pide la caída del Gobierno “dictatorial” y, uno de sus principales líderes apoya abiertamente a Trump. La lógica reduccionista traduciría que, si los mencionados sectores de la sociedad civil, la intelectualidad y las artes están bregando por la liberación de importantes voceros de esa agrupación, autodenominada Movimiento San Isidro, entonces ellas y ellos también quieren derribar al “régimen”. Sin embargo, la realidad es mucho más compleja que ese pensamiento unidimensional.      Los hechos han sucedido atropelladamente. El silencio que gua