Ir al contenido principal

Entradas

Cuba, censura e intelectuales

  El intelectual cubano Desiderio Navarro coordinó en el año 2007 un ciclo de debates donde personalidades de la literatura, las ciencias sociales y artes en general criticaron públicamente a la censura y represión administrativa vivida en Cuba durante la década de los 70 -periodo conocido como Quinquenio Gris-. Parte de estos debates fueron compilados en el libro titulado La política cultural del periodo revolucionario: memoria y reflexión [1] publicado en 2007. En la portada se puede leer que dicha compilación era solo la primera parte, sin embargo, el segundo volumen nunca se publicó [2] . Después de estar sometido al ostracismo, el libro fue presentado otra vez la tarde del 28 de enero de 2020 como parte de la inauguración de la Biblioteca Salvador Redonet. El presentador del texto y coordinador de dicha institución, solo por citar fragmentos del libro cargados de una aguda crítica a la censura de los 70, recibió posteriormente fuertes llamados de atención por parte de voceros d
Entradas recientes

ULTIMA RATIO REGUM

  Los pueblos pueden derrocar a sus gobernantes cuando se cansan de ellos. No importa si es el zar de Rusia o el secretario general de un partido comunista; como sucedió en Rumanía donde Nicolae Ceacescu terminó fusilado. El escritor cubano Alejo Carpentier narra en este capítulo de su novela El reino de este mundo  la caída del rey haitiano Henri Christophe I. Damos continuidad a la sección cultural dominical donde la semana pasada publicamos el poema de Evgueni Evtushenko Adiós Bandera Roja . El domingo siguiente, a la puesta del sol, Henri Christophe tuvo la impresión de que sus rodillas, sus brazos, aun entumecidos, responderían a un gran esfuerzo de voluntad. Dando pesadas vueltas para salir de la cama, dejó caer sus pies al suelo, quedando, como quebrado de cintura, de media espalda sobre el lecho. Su lacayo Solimán lo ayudó a enderezarse. Entonces el rey pudo andar hasta la ventana, con pasos medidos, como un gran autómata. Llamadas por el servidor, la reina y las princesas entr

A la vuelta de la esquina…

  136 395 cubanos han emigrado a Estados Unidos por la frontera con México desde enero hasta junio, según la Oficina para la Protección de Aduanas y Fronteras de EE.UU. Con un promedio mensual en 2022 de 22 732 cubanos emigrando a Estados Unidos por esta vía, al terminar julio habrán, como mínimo, ingresado otros 10 000 cubanos, elevándose la cifra a más de 145 000 personas. A la vuelta de la esquina… Por Tanto Nariño II  Rousseau dijo en algún lugar que un signo de buen gobierno es el crecimiento de la población, que, en última instancia, la labor de un gobierno es la conservación y prosperidad de sus miembros, y una buena señal de que esto ocurre es cuando el número de ciudadanos se incrementa. Esto no se da en todos los casos, hay países donde la mayoría tiene aseguradas buenas condiciones de vida y aun así la población no solo no crece, sino que disminuye. De todas formas es algo a tener en cuenta cuando se analiza un país. En Cuba está ocurriendo ahora mismo una nueva ola mi

Marianao: incendio en el paraíso

  Claudia C [1] . Cada año, la dirección del Partido Comunista de Cuba escoge la provincia que supuestamente obtuvo los mejores indicadores en el plano económico, social y político. Se le premia designándola la provincia donde tendrá lugar el acto político conmemorativo del 26 de julio [2] . Esta elección también se hace a nivel provincial escogiéndose el mejor municipio de cada provincia. Entre otras gratificaciones, la provincia ganadora tenía la oportunidad de recibir a Fidel Castro en su acto. Contrario a lo que la historiografía derechista intenta presentar -principalmente la construida en Estados Unidos-, Fidel Castro era un caudillo con una gran legitimidad política. Las mayorías populares festejaban las visitas de Fidel Castro y era imposible ver una calle vacía por donde transitara el máximo líder de la Revolución cubana. Aún con el típico desgaste político de un mandatario que lleva décadas presidiendo un país; incluso sumido en una vejez enferma, Fidel Castro falleci

Celia Hart: “el peligro [en Cuba] de una restauración capitalista (…) sí existe”

  Celia María Hart Santamaría fue la hija trotskista que la Revolución cubana nunca quiso tener. Nacida en 1962 con padres dirigentes y fundadores de la Revolución cubana Haydee Santamaría y Armando Hart ,  Celia tuvo más que la claridad, la valentía, de decir abiertamente en Cuba que China había caído en el capitalismo. Pero no era un comentario que ella hacía en los pasillos, sino que lo decía en las tribunas internacionales. Si esa verdad hoy puede parecer algo nimio, en Cuba, donde la propaganda política oficial presenta a China como socialista -y bajo la rigidez del momento-, el planteo de Celia más que herético, era revolucionario.  Desgraciadamente, en Cuba, el acceso a internet en la primera década del siglo XXI era una fantasía casi imposible de cumplir y los artículos críticos de Celia Hart quedaban exclusivamente para la militancia trotskista internacional; o en los últimos militantes del Partido Obrero Revolucionario (trotskista) de Cuba, disuelto en 1973 - Idalberto Ferre