Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2022

La isla en fuga. Respuesta a No country for Young men

Desde octubre pasado hasta abril, alrededor de 80 000 cubanos han entrado ilegalmente a Estados Unidos a través de la frontera con México. La cifra supera con creces al número de migrantes cubanos que llegaron a Estados Unidos durante la llamada Crisis de los Balseros acontecida en el primer quinquenio de los años noventa. Según estudios, la mayor parte de estos 80 000 cubanos que ilegalmente llegaron a Estados Unidos vía terrestre son jóvenes ¿Cuál es el principal factor que provoca esta crisis migratoria? ¿Falta de conciencia política y por tanto abandonar el proyecto de construir el socialismo o la inseguridad que resulta vivir en un país con una profunda crisis económica de la cual ni siquiera los gobernantes saben cuándo se podrá salir? Por Tano Nariño II He leído un artículo en Alma Mater que considero merece un comentario y una complementación. El texto, ¨ No country for young men¨ , de Iramis Rosique, reconoce que los problemas principales por los que se marcha la juventud cuba

Habla el exdirector de Alma Mater

  Después de guardar silencio ante su destitución, Armando Franco Senén, director de la revista oficial cubana Alma Mater, removido de su cargo por órdenes directas del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas explica públicamente cómo sucedió el proceso de remoción. El detallado análisis realizado por Franco Senén demuestra que la burocracia cubana está incapacitada para asumir cualquier crítica. Es obvio que las críticas de izquierda dentro de las estructuras del sistema son las que más temen los burócratas. Como demuestra el análisis realizado por Franco Senén, la mayoría de los jóvenes funcionarios políticos, en aras de alcanzar los cargos de sus tutores -o al menos mantener los suyos- se comportan cada vez más desde la doble moral y la intriga palaciega. Esto no solo recuerda a las prácticas represivas del estalinismo, sino que son las mismas acciones que sucedió en la década de los años setenta en Cuba. Comunistas reproduce íntegramente la declaración de Armando Franco Se

Marx y los dueños de la Revolución cubana

  Frank García Hernández Los censores cubanos censuran a quienes dicen que hay censura; pero con la destitución del director de Alma Mater, Armando Senén Franco, la burocracia cubana comienza a normalizar el típico automutilamiento que caracteriza al estalinismo. Armando Franco Senén no era ni de lejos un periodista que hiciera públicas declaraciones contra el gobierno. Justo tres semanas atrás del estalinista hecho, Alma Mater había publicado una complaciente entrevista a la Secretaria general de la Unión de Jóvenes Comunistas, Aylin Álvarez: la misma funcionaria que dirige el Buró Nacional de la UJC y por tanto, permitió y sutilmente justificó la destitución de Senén Franco. Por si fuera poco, recién a la remoción de Armando Senén, Alma Mater había entrevistado al canciller cubano, Bruno Rodríguez. Como se ve, la ligera crítica de Alma Mater se establecía completamente dentro de las reglas del Partido. Sin embargo, esto no bastó: la destitución maquillada con la excusa “próximamente