Ir al contenido principal

La burocracia cubana destituye a joven director de medio de prensa gubernamental

 




 Hace unas horas Armando Franco Senén, director de la revista Alma Mater fue destituido de su puesto por el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas sin más explicaciones.

La destitución del joven director que conduce a un medio de prensa gubernamental por un camino ligeramente crítico ya es un hecho normalizado. El periodista Darío Alejandro Escobar fue destituido en 2018 por causas similares: la revista Somos Jóvenes -medio de prensa dirigido por Escobar- se había convertido en una publicación gubernamental ligeramente crítica. A Darío Alejandro Escobar se le construyó un falso cargo político y fue removido: sucesivamente ha sido relegado de cualquier puesto.

En el caso de Armando Franco Senén la burocracia ha reprimido más “eficazmente”: el Buró Nacional no solo destituyó a este rebelde funcionario, sino que también eliminó el cargo de director de la revista Alma Mater. Es evidente que la burocracia cubana no quiere volver a tener la experiencia de un joven funcionario rebelde. Ahora será la máxima dirección de la UJC quien controle directamente la revista Alma Mater. Veremos cómo Alma Mater cae no solo en la docilidad total, sino también en la mediocridad.

La burocracia cubana teme que la juventud revolucionaria se exprese. Para dar una imagen contraria al actual escenario, la burocracia cubana se inventa jóvenes supuestamente críticos y cuando estos realmente hacen valer su opinión son destrozados. Esta es una vieja práctica estalinista. La diferencia con los años grises de la censura vivida en los setenta cubanos, es que hoy en Cuba peligrosamente se conjugan una crisis económica con una crisis política. Censurar es un arma que, un disparo fallido y puede la bala sacar chispas de la roca. El campo está seco: una chispa y se incendia. Las masas populares no irán a apagar el incendio que destruya las mansiones de la burocracia. La juventud traicionada no convocará a sacrificarse para apagar el incendio.

 Las revolucionarias y revolucionarios cubanos condenamos los procedimientos de tomar decisiones sin contar con los jóvenes y la clase trabajadora. Ningún buró, sea con minúscula o mayúscula, puede tener en sus manos el destino de millones de personas. La clase trabajadora es quien debe tomar las decisiones y no los burócratas que ocultan información para resguardar el poder y continuar viviendo del trabajo ajeno. Queremos un gobierno comunista de trabajadores, no una dictadura de las oficinas, tan enemiga de la revolución como el imperialismo. Exigimos que el Buró Nacional de la UJC anule tal decisión. Pero el problema mayor es la burocracia cubana que ha degenerado políticamente al punto de ser irreversible su decadencia. Y la clase trabajadora no tiene información porque no tiene el poder ¿Acaso no debemos tomarlo a cualquier precio?

Comité Editorial de Comunistas






Comentarios

Entradas populares de este blog

Reclamo por la libertad de los detenidos en Cuba

En la manifestaciones de esta tarde en La Habana fue detenido Frank García Hernández, entre otros miembros de la izquierda cubana. Nota : no todos los miembros del colectivo editorial de Comunistas Blog suscriben esta comunicación. En la tarde de hoy el pueblo cubano salió a las calles. Un pueblo que no estaba convocado por ninguna organización que no fuera la aguda crisis económica que enfrenta Cuba y la discapacidad del gobierno para manejar la situación. Cuba salió a las calles con la consigna equivocada "Patria y vida", pero salió a las calles más allá de una consigna, salió para exigir al gobierno un socialismo verdadero. Los que estaban en las calles no eran artistas e intelectuales solamente, esta vez era el pueblo en su más amplia heterogeneidad. Esta nota de Comunistas blog no busca analizar la situación de Cuba. Busca denunciar la detención con violencia de los manifestantes, denunciar que esta vez la fuerzas represivas del Estado se pusieron en el lugar contrario,

Acerca de las protestas en Cuba del 11 de julio

Memoria - Rene Magritte (1948) A seis días de los acontecimientos y tras un profundo análisis, Comunistas da a conocer su posición oficial acerca de las protestas que tuvieron lugar en Cuba el pasado domingo, 11 de julio.  De manera casi simultánea y con mayor o menor intensidad, el domingo 11 de julio Cuba vivió una serie de estallidos sociales que abarcaron al menos a 6 de las 14 provincias que conforman el país. En los 62 años transcurridos desde el triunfo de la Revolución dirigida por el comandante Fidel Castro, Cuba no había enfrentado una situación como ésta.  A pesar de que inicialmente, las primeras protestas comenzaron de manera pacífica, casi la totalidad de las manifestaciones terminaron marcadas por la violencia, la cual fue ejercida por ambos bandos. Esta serie de simultáneas manifestaciones antigubernamentales son un hecho nunca antes visto en Cuba socialista. He aquí un factor necesario a tener en cuenta para poder comprender los hechos.  Cabe recordar que en Cuba, las

Trotski y la crisis política cubana

Además del triunfo de la Revolución bolchevique, este 7 de noviembre se conmemoró el natalicio de León Trotski. Sus análisis sobre la degeneración de la burocracia soviética son un instrumento imprescindible para entender la crisis política que vive Cuba. Por Frank García Hernández. A Alejandro Esteve, Alexander Hall y Dalton Liebknecht. Similar a la burocracia soviética, el Gobierno cubano se ha ido alejando de la realidad que vive la clase trabajadora. El ejemplo más rotundo de esto lo constituye el hecho mismo de que acontecieran las protestas del 11 de julio. A ello, se le suma, como otra muestra de desconexión, la manera en que desde el discurso oficial han sido manejadas las protestas, criminalizándolas y reduciéndolas a supuestamente haber sido funcionales a la contrarrevolución.    Tras las manifestaciones del 11 de julio, el Gobierno cubano no se percató de la urgente necesidad de crear nuevos mecanismos de participación ciudadana. La forma que entendió el Gobierno para acerca