Ir al contenido principal

Adiós, Bandera Roja nuestra

 

Evgueni Evtushenko



Descendiste del techo del Kremlin

no tan orgullosa

ni tan diestramente

como hace muchos años te izaste

sobre el destrozado Reichstag,

humeante como la última bocanada de Hitler.

Adiós, Bandera Roja nuestra.

Fuiste nuestro hermano y nuestro enemigo.

Fuiste el camarada del soldado en las trincheras,

fuiste la esperanza de la Europa cautiva.

Pero, como una cortina roja, tras de ti ocultabas al gulag

repleto de cadáveres helados

¿Por qué lo hiciste,

Bandera Roja nuestra?

Adiós, Bandera Roja nuestra.

Acuéstate.

Reposa.

Recordaremos a todas las víctimas

engañadas por tu dulce susurro rojo

que sedujo a millones a seguirte como corderos

camino al matadero.

Pero te recordaremos

porque no fuiste tú menos engañada.

Adiós, Bandera Roja nuestra.

¿Acaso fuiste sólo un trapo romántico?

Estás ensangrentada

y con nuestra sangre te arrancamos

de nuestras almas.

Por eso no podemos arrancarnos

las lágrimas de los enrojecidos ojos,

porque tú ferozmente

golpeaste nuestras pupilas

con tus pesadas borlas doradas.

Adiós, Bandera Roja nuestra.

Obtusamente dimos

nuestro primer paso a la libertad

sobre tu seda herida

y sobre nosotros mismos

divididos por el odio y la envidia.

¡Eh, muchedumbre,

no pisoteen de nuevo en el fango

los ya quebrados lentes del doctor Zhivago!

Adiós, Bandera Roja nuestra.

Abre con fuerza el puño

que te aprisionó.

Trata de ondear algo rojo sobre la guerra civil

cuando los canallas intenten arrebatar

de nuevo tu pabellón,

o sólo los desahuciados

formen fila en busca de esperanza.

Adiós, Bandera Roja nuestra.

Te despliegas hacia nuestros sueños.

Ya no eres más

que una escuálida franja roja

en nuestra bandera rusa tricolor

en las inocentes manos de la blancura

en las inocentes manos del azul,

auizás aun tu color rojo

pueda ser lavado de la sangre que has vertido.

Adiós, Bandera Roja nuestra.

Cuidado nuestra nueva tricolor.

Cuidado con los tahúres de banderas

que quieren estrujarte entre sus dedos grasientos.

¿Pudiera ser que a ti también te

deparen igual sentencia

que a tu hermana roja:

ser asesinada por nuestras propias balas

que devoran tu seda como polillas de plomo?

Adiós, Bandera Roja nuestra.

En nuestra ingenua infancia

jugaremos al Ejército Rojo y al Ejército Blanco.

Nacimos en un país que ya no existe.

Pero en aquella Atlántida estuvimos vivos y fuimos amados.

Tú, Bandera Roja nuestra, yaces en el charco de un mercado.

Prostituidos mercaderes te venden por divisas

dólares, francos, yenes.

Yo no tomé el Palacio de Invierno del zar.

Ni asalté el Reichstag de Hitler.

Ni soy lo que llamarías un comunista.

pero te acaricio, Bandera Roja, y lloro.


A partir de este domingo inauguramos una sección cultural.


Entradas populares de este blog

Trotski y la crisis política cubana

Además del triunfo de la Revolución bolchevique, este 7 de noviembre se conmemoró el natalicio de León Trotski. Sus análisis sobre la degeneración de la burocracia soviética son un instrumento imprescindible para entender la crisis política que vive Cuba. Por Frank García Hernández. A Alejandro Esteve, Alexander Hall y Dalton Liebknecht. Similar a la burocracia soviética, el Gobierno cubano se ha ido alejando de la realidad que vive la clase trabajadora. El ejemplo más rotundo de esto lo constituye el hecho mismo de que acontecieran las protestas del 11 de julio. A ello, se le suma, como otra muestra de desconexión, la manera en que desde el discurso oficial han sido manejadas las protestas, criminalizándolas y reduciéndolas a supuestamente haber sido funcionales a la contrarrevolución.    Tras las manifestaciones del 11 de julio, el Gobierno cubano no se percató de la urgente necesidad de crear nuevos mecanismos de participación ciudadana. La forma que entendió el Gobierno para acerca

La izquierda no oficial cubana ante el 20 de noviembre: opciones y dilemas

  ¿Debe marchar la izquierda no oficial cubana el 20 de noviembre? ¿Debiera manifestarse, pero no el 20 de noviembre? Si lo hiciera ¿Qué demandas debiera llevar? por Frank García Hernández   El llamamiento a la manifestación del 20 de noviembre, convocada por el colectivo Archipiélago, provocó que la izquierda no oficial cubana tenga la urgente disyuntiva de si participar o no en esta marcha. Lo cierto es que, en la convocatoria de Archipiélago no se hacen explícitas las  necesidades  inmediatas  de las amplias mayorías que conforman la clase trabajadora cubana. Las masas que salieron a protestar el pasado 11 de julio fueron impulsadas básicamente por la grave carencia de los alimentos, los medicamentos y en contra de la desproporcionada cantidad de tiendas en moneda libremente convertibles; lo cual impacta de manera negativa en el acceso inmediato de las mayorías a productos básicos. No pocas familias cubanas se ven en la disyuntiva de almorzar o cenar; muchas veces, esta sola c

La burocracia cubana destituye a joven director de medio de prensa gubernamental

   Hace unas horas Armando Franco Senén, director de la revista Alma Mater fue destituido de su puesto por el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas sin más explicaciones . La destitución del joven director que conduce a un medio de prensa gubernamental por un camino ligeramente crítico ya es un hecho normalizado. El periodista Darío Alejandro Escobar fue destituido en 2018 por causas similares: la revista Somos Jóvenes -medio de prensa dirigido por Escobar- se había convertido en una publicación gubernamental ligeramente crítica. A Darío Alejandro Escobar se le construyó un falso cargo político y fue removido: sucesivamente ha sido relegado de cualquier puesto. En el caso de Armando Franco Senén la burocracia ha reprimido más “eficazmente”: el Buró Nacional no solo destituyó a este rebelde funcionario, sino que también eliminó el cargo de director de la revista Alma Mater. Es evidente que la burocracia cubana no quiere volver a tener la experiencia de un joven funcionario r