Ir al contenido principal

Cuba: llamado a la unidad y el debate en nuestra blogoesfera de izquierda


                       Fotos tomadas de Pinterest

Recientemente, dentro de la blogosfera de la izquierda cubana, los debates entre las diferentes publicaciones digitales han ido cediendo a ataques personales. Increíblemente, con solo poco más de un mes de fundado, Comunistas –incluso, de manera directa contra algunos miembros de su Comité Editorial-, ha recibido parte de esta metralla. Ante ello, esta es nuestra respuesta.
 Es preocupante que se ha ido perdiendo la objetividad para pasar a aspectos subjetivos, personales o no fundamentados que solo tributan a la división de la izquierda y la pérdida de la cultura del diálogo. Se olvida además, que estas situaciones no son de interés de nuestro público meta, porque no estamos aquí para el sensacionalismo. Bastante alejadas están nuestras publicaciones de llegar a las fábricas, a las mayorías, a quienes sudan, para que quienes nos lean, vean cómo pasamos del debate político al ataque personal.


Las respuestas típicas para justificar estos ataques, ya sean desde publicaciones en las páginas web, en los perfiles de Facebook o en los grupos de discusión de Telegram, se basan en que “nosotros no empezamos”. Pero continuaron, y se tiene la misma responsabilidad y, a la vez, la misma capacidad de detener las agresiones. En el momento en que alguien detenga los ataques, otros comenzarán a detenerse, y finalmente, quien persista en ese método, terminará gritando solo, y en consecuancia, aislado.  
Muchas veces en Cuba, la militancia de izquierda se ha asombrado con la profunda división que vive el movimiento revolucionario internacional. Hemos hecho análisis al respecto y hemos visto a dónde conducen estas fragmentaciones e intolerancias. Ahora es el momento de deternos, mirarnos y preguntarnos a dónde estamos yendo con estas agresiones que solo sabotean el debate.  



Comunistas nunca atacará a ninguna de las publicaciones digitales de la izquierda cubana: ni a La Pupila Insomne, ni a La Joven Cuba, ni a La Tizza, ni a La Trinchera, ni a Q de Queer, a Horizontes,  ni a La Cosa, ni a quienes desgraciadamente no conocemos u olvidamos, y por tanto, nos excusamos. La membresía del Comité Editorial de Comunistas nunca atacará personalmente a ningún miembro de otros blogs ni desde nuestras publicaciones, ni en los chats de Telegram, ni en las publicaciones de Facebook. Nuestras valoraciones personales nos las guardamos para nuestros espacios íntimos. Ni siquiera las emitimos en nuestros chats privados: sabemos el riesgo que esto implica. Una indiscreción y republicación de un mensaje puede causar terribles malentendidos. Las valoraciones individuales por lo general están mediadas de subjetividades; las cuales, por demás, pueden ser resultado de un momento específico y que no se mantienen en el tiempo.


No republicamos en nuestro blog, pero sí estamos abiertos a todas las colaboraciones: así sean de miembros de cualquier colectivo. Lo hemos dejado bien claro en nuestra línea editorial. Siempre y cuando sean de izquierda. Si nos lo solicitan les publicaremos, si estamos en desacuerdo, el texto se verá acompañado de una nota aclaratoria donde se explique nuestra postura al respecto, e, inmediatamente, Comunistas establecerá un debate en nuestro próximo post.
Este llamado a la unidad no implica que dejemos de polemizar, que dejemos de debatir. Ya hemos mantenido fuertes polémicas políticas y teóricas. Como decimos en Comunistas: Toda unanimidad resulta sospechosa. 
Para Comunistas no hay marxistas puros, ni socialistas puros, ni izquierda pura. Son marxistas, son socialistas y son de izquierda todas aquellas publicaciones –y sus miembros- que así se asuman. 

Consejo Editorial de Comunistas

Desde varios lugares de Cuba, domingo 19 de julio de 2020, aniversario 41 del triunfo de la Revolución nicaragüense.

Entradas populares de este blog

Trotski y la crisis política cubana

Además del triunfo de la Revolución bolchevique, este 7 de noviembre se conmemoró el natalicio de León Trotski. Sus análisis sobre la degeneración de la burocracia soviética son un instrumento imprescindible para entender la crisis política que vive Cuba. Por Frank García Hernández. A Alejandro Esteve, Alexander Hall y Dalton Liebknecht. Similar a la burocracia soviética, el Gobierno cubano se ha ido alejando de la realidad que vive la clase trabajadora. El ejemplo más rotundo de esto lo constituye el hecho mismo de que acontecieran las protestas del 11 de julio. A ello, se le suma, como otra muestra de desconexión, la manera en que desde el discurso oficial han sido manejadas las protestas, criminalizándolas y reduciéndolas a supuestamente haber sido funcionales a la contrarrevolución.    Tras las manifestaciones del 11 de julio, el Gobierno cubano no se percató de la urgente necesidad de crear nuevos mecanismos de participación ciudadana. La forma que entendió el Gobierno para acerca

La izquierda no oficial cubana ante el 20 de noviembre: opciones y dilemas

  ¿Debe marchar la izquierda no oficial cubana el 20 de noviembre? ¿Debiera manifestarse, pero no el 20 de noviembre? Si lo hiciera ¿Qué demandas debiera llevar? por Frank García Hernández   El llamamiento a la manifestación del 20 de noviembre, convocada por el colectivo Archipiélago, provocó que la izquierda no oficial cubana tenga la urgente disyuntiva de si participar o no en esta marcha. Lo cierto es que, en la convocatoria de Archipiélago no se hacen explícitas las  necesidades  inmediatas  de las amplias mayorías que conforman la clase trabajadora cubana. Las masas que salieron a protestar el pasado 11 de julio fueron impulsadas básicamente por la grave carencia de los alimentos, los medicamentos y en contra de la desproporcionada cantidad de tiendas en moneda libremente convertibles; lo cual impacta de manera negativa en el acceso inmediato de las mayorías a productos básicos. No pocas familias cubanas se ven en la disyuntiva de almorzar o cenar; muchas veces, esta sola c

La burocracia cubana destituye a joven director de medio de prensa gubernamental

   Hace unas horas Armando Franco Senén, director de la revista Alma Mater fue destituido de su puesto por el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas sin más explicaciones . La destitución del joven director que conduce a un medio de prensa gubernamental por un camino ligeramente crítico ya es un hecho normalizado. El periodista Darío Alejandro Escobar fue destituido en 2018 por causas similares: la revista Somos Jóvenes -medio de prensa dirigido por Escobar- se había convertido en una publicación gubernamental ligeramente crítica. A Darío Alejandro Escobar se le construyó un falso cargo político y fue removido: sucesivamente ha sido relegado de cualquier puesto. En el caso de Armando Franco Senén la burocracia ha reprimido más “eficazmente”: el Buró Nacional no solo destituyó a este rebelde funcionario, sino que también eliminó el cargo de director de la revista Alma Mater. Es evidente que la burocracia cubana no quiere volver a tener la experiencia de un joven funcionario r