Ir al contenido principal

A un mes del 11 de Julio. Declaración de Comunistas.

Un mes después de las protestas que tuvieron lugar en Cuba el pasado 11 de Julio, el Gobierno no ha hecho grandes cambios y la crisis económica y sanitaria se encuentra en el mismo nivel de gravedad. De esta manera, se mantienen prácticamente los mismos problemas que generaron las manifestaciones. 


La aprobación de la ley que da paso a las Pymes no es consecuencia de las manifestaciones. Sólo es analizar el discurso oficial y sus prácticas políticas para percatarse que la máxima dirección del país se enfoca cada vez más hacia las reformas liberales de Vietnam -llamadas Doi Moi- las cuales tienen una alta inspiración dengxiaopinista. Aprobar las Pymes era una decisión preparada de antemano por el Gobierno, la cual si fue ralentizada se debió a la oposición del ala fidelista. En todo caso, las protestas fueron un acelerador para su aprobación. 

Uno de los pocos cambios ha sido permitir la entrada de alimentos y medicamentos exentos de impuestos. Pero incluso este ligero paliativo está sufriendo la inoperancia burocrática. 

Por otra parte, el pueblo cubano sigue esperando una autocrítica pública por parte del gobierno, donde se expongan de manera convincente los errores que condujeron al 11 de Julio. Al mismo tiempo se necesita el esclarecimiento de los hechos del 11 de Julio, pues el discurso oficial presenta sólo una versión de los hechos y esto es algo que lo sabe un buen sector de la sociedad. Un mes después de las protestas, buena parte de los detenidos en las manifestaciones aún desconocen si serán llevados a juicio o deberán pacientemente esperar a que se les notifique la proscripción de su medida cautelar. 

 A un mes del 11 de Julio, las causas que generaron las manifestaciones están presentes, la crisis económica actual será muy difícil de superar y a todo ello se le suma el malestar generado por el tratamiento en que el Gobierno dio a las protestas, tanto durante y posterior a los hechos.

Llama la atención negativamente que el Gobierno no ha tomado ninguna medida que implique mayor participación de la clase trabajadora en la toma de decisiones, tanto en el plano económico como político. Al mismo tiempo, el Gobierno continúa minimizando y criminalizado las protestas, lo cual genera mayor descontento y refuerza el discurso de la derecha. 

A pesar de todo esto, es muy probable que no suceda otro 11 de Julio, al menos no en los próximos meses. A pesar de que se expande la idea de que fue útil la protesta porque se han visto ciertos cambios, también ha calado la percepción de que es muy grande el riesgo frente a lo ganado. Buena parte de quienes en redes sociales convocan a salir a las calles no participaron en las manifestaciones del 11 de Julio. 

El 11 de Julio fue el punto más alto de la grave crisis política que vive el Gobierno cubano y la cual no quiere reconocer. Esto es algo clave para entender las manifestaciones del 11 de Julio: la crisis que hoy vive Cuba no es sólo económica y sanitaria sino, mucho y tan profundo, la crisis actual es política e ideológica. Aunque no lo asuman de manera pública, el Gobierno lo intuye y es por ello que toma fuertes medidas coercitivas contra quienes fueron detenidos en las protestas: quieren darle un escarmiento a quienes participaron en las más grandes protestas desde el triunfo de la Revolución. Sin embargo, con ello no lograrán que la crisis política desaparezca sino que la agravarán. 

Comité Editorial de Comunistas

11 de agosto, 2021. Algún lugar de Cuba

Ilustración: René Magritte

Entradas populares de este blog

Trotski y la crisis política cubana

Además del triunfo de la Revolución bolchevique, este 7 de noviembre se conmemoró el natalicio de León Trotski. Sus análisis sobre la degeneración de la burocracia soviética son un instrumento imprescindible para entender la crisis política que vive Cuba. Por Frank García Hernández. A Alejandro Esteve, Alexander Hall y Dalton Liebknecht. Similar a la burocracia soviética, el Gobierno cubano se ha ido alejando de la realidad que vive la clase trabajadora. El ejemplo más rotundo de esto lo constituye el hecho mismo de que acontecieran las protestas del 11 de julio. A ello, se le suma, como otra muestra de desconexión, la manera en que desde el discurso oficial han sido manejadas las protestas, criminalizándolas y reduciéndolas a supuestamente haber sido funcionales a la contrarrevolución.    Tras las manifestaciones del 11 de julio, el Gobierno cubano no se percató de la urgente necesidad de crear nuevos mecanismos de participación ciudadana. La forma que entendió el Gobierno para acerca

La izquierda no oficial cubana ante el 20 de noviembre: opciones y dilemas

  ¿Debe marchar la izquierda no oficial cubana el 20 de noviembre? ¿Debiera manifestarse, pero no el 20 de noviembre? Si lo hiciera ¿Qué demandas debiera llevar? por Frank García Hernández   El llamamiento a la manifestación del 20 de noviembre, convocada por el colectivo Archipiélago, provocó que la izquierda no oficial cubana tenga la urgente disyuntiva de si participar o no en esta marcha. Lo cierto es que, en la convocatoria de Archipiélago no se hacen explícitas las  necesidades  inmediatas  de las amplias mayorías que conforman la clase trabajadora cubana. Las masas que salieron a protestar el pasado 11 de julio fueron impulsadas básicamente por la grave carencia de los alimentos, los medicamentos y en contra de la desproporcionada cantidad de tiendas en moneda libremente convertibles; lo cual impacta de manera negativa en el acceso inmediato de las mayorías a productos básicos. No pocas familias cubanas se ven en la disyuntiva de almorzar o cenar; muchas veces, esta sola c

Reclamo por la libertad de los detenidos en Cuba

En la manifestaciones de esta tarde en La Habana fue detenido Frank García Hernández, entre otros miembros de la izquierda cubana. Nota : no todos los miembros del colectivo editorial de Comunistas Blog suscriben esta comunicación. En la tarde de hoy el pueblo cubano salió a las calles. Un pueblo que no estaba convocado por ninguna organización que no fuera la aguda crisis económica que enfrenta Cuba y la discapacidad del gobierno para manejar la situación. Cuba salió a las calles con la consigna equivocada "Patria y vida", pero salió a las calles más allá de una consigna, salió para exigir al gobierno un socialismo verdadero. Los que estaban en las calles no eran artistas e intelectuales solamente, esta vez era el pueblo en su más amplia heterogeneidad. Esta nota de Comunistas blog no busca analizar la situación de Cuba. Busca denunciar la detención con violencia de los manifestantes, denunciar que esta vez la fuerzas represivas del Estado se pusieron en el lugar contrario,