Ir al contenido principal

Carta abierta a Comunistas de un joven cubano

 Comunistas recibió varios saludos de año nuevo provenientes de camaradas cubanos y organizaciones marxistas internacionales. Reproducimos uno de ellos enviado por un joven trabajador habanero. Estos mensajes evidencian que el mensaje de Comunistas se extiende con más fuerza y nos compromete a ocupar un papel revolucionario en la actual crisis política cubana.  

Camaradas:

Envío esta carta como saludo al nuevo año deseando éxitos al Comité Editorial de Comunistas. Sin embargo, para ayudar, decidí respetuosamente enviarles estas sugerencias sobre temas que debiera abordar Comunistas, algunos los cuales ya los han tratado a profundidad; otros me parece que son de urgencia y todavía no han sido desarrollados.

Las protestas del 11J fueron un suceso que era de esperarse, en algún momento u otro era muy probable que sucediera. Muchos de nosotros lo hemos advertido en disímiles ocasiones y es casi innecesario decir que las condiciones estaban más que dadas. El carácter de las mismas, más que político, fue a mi entender económico. A fin de cuentas las clases más desfavorecidas de nuestro país no se caracterizan por tener un discurso político marcado o coherente, la alienación y los problemas del día a día hacen que lo político sea una preocupación menor para los jóvenes de los barrios más humildes de nuestro país - principales protagonistas de las protestas de ese día -. El 11J, sin embargo, nos demuestra algo que ha quedado bastante al margen de los análisis teóricos y críticos sobre ese día que han habido en todos los medios, oficiales o no, nacionales e internacionales: la enajenación de los gobernantes con respecto a los problemas y la mentalidad de los protagonistas del 11J. Este es un punto de suma importancia, pues, a pesar de las advertencias las protestas tomaron desprevenidas a las autoridades y al Gobierno en general. Al parecer realmente consideran que la gran mayoría del pueblo los apoya y que solo una minoría ínfima, pagada y alentada por el enemigo histórico de nuestro pueblo, está descontenta con sus actitudes y políticas. Esto es algo contra lo que debemos luchar. Debemos enfocarnos en la comunicación, las acciones de la izquierda independiente en Cuba deben enfocarse en comunicar, tanto a nuestros dirigentes como a la izquierda internacional, la preocupante situación económica de las clases más descuidadas de nuestro pueblo. Debemos hacer llegar a lo más alto las preocupaciones, problemas y pensamientos de estas personas, pues el compromiso de la izquierda siempre debe ser con el débil, el explotado, el hambriento, el pobre.

La burocracia, ese mal que tanto daño le ha hecho al socialismo y la izquierda en general, es un producto del sistema cubano. La forma en la que está organizado nuestro Estado y Gobierno propicia el burocratismo, la meritocracia, el tráfico de influencias, la corrupción a pequeña escala generalizada, entre otros males. Esta «casta» oscurece la comunicación entre las más altas esferas del gobierno y el pueblo, lo que me hace reiterar la necesidad de comunicar, sobre todas las cosas.

Sobre las tácticas políticas inmediatas a realizar por la izquierda independiente aconsejo:

  - Unidad en un frente amplio. La izquierda se caracteriza por la falta de unidad a partir de las muchas pequeñas diferencias que nos separan, a pesar que el objetivo último sea el mismo tenemos la tendencia a no estar de acuerdo en pequeñas particularidades, lo que nos lleva a la desorganización y el inmovilismo.

  - Comunicación de primer nivel, enfocada en hacer visibles los problemas y opiniones de las clases sociales más desfavorecidas a las altas esferas del gobierno y la izquierda internacional. Y, también, hacer llegar a estas clases un discurso de izquierda que les atraiga, pues estamos perdiendo a ritmo acelerado cualquier opinión positiva que tienen sobre el socialismo. Debemos establecer una política comunicacional efectiva, alejada de los términos y discursos teóricos y densos. Debemos hacer propaganda, estudiar el marketing, y aplicarlo a todos nuestros mensajes. Urge ganar el apoyo de aquellos a quienes representamos.

 Agrego la necesidad de crear sindicatos laborales independientes del gobierno, autogestionados por sus integrantes. Sobre todo hay que hacer énfasis en la incapacidad de la Central de Trabajadores de Cuba en la tarea de representar a los trabajadores cubanos, ya que se ha convertido en una herramienta de la administración para explotar al trabajador, haciendo todo lo contrario a lo que debería hacer una central sindical.

Por último, quisiera hacer un llamado a estar atentos a grupos extremistas que están surgiendo en las redes sociales, como uno llamado BRDZOLA, de carácter clandestino y estalinista, que se autodenomina como «el brazo armado de la Revolución, ya que hay cosas que esta no puede hacer». Este grupo, en específico, tiene una organización muy bien pensada, basada en la forma organizativa del Movimiento 26 de Julio. Es muy importante vigilar esta organización y otras que parecidas, porque las condiciones están dadas para el surgimiento de este tipo de movimientos extremistas. Este grupo en particular dice trabajar en conjunto con las iglesias evangélicas para evitar la aprobación del nuevo código de familias, también están en contra de la educación sexual en las escuelas y no tienen reparo en cometer acciones que son consideradas como delito para conseguir sus metas. Es sumamente preocupante esta situación y reitero la necesidad de analizarla cuidadosamente y de estar alertas a esto.

¡Ni burgueses, ni contrarrevolución, ni burócratas restauracionistas-capitalistas!

¡Trabajadoras y trabajadores al poder!

¡Hacia el Comunismo!

 

Entradas populares de este blog

Trotski y la crisis política cubana

Además del triunfo de la Revolución bolchevique, este 7 de noviembre se conmemoró el natalicio de León Trotski. Sus análisis sobre la degeneración de la burocracia soviética son un instrumento imprescindible para entender la crisis política que vive Cuba. Por Frank García Hernández. A Alejandro Esteve, Alexander Hall y Dalton Liebknecht. Similar a la burocracia soviética, el Gobierno cubano se ha ido alejando de la realidad que vive la clase trabajadora. El ejemplo más rotundo de esto lo constituye el hecho mismo de que acontecieran las protestas del 11 de julio. A ello, se le suma, como otra muestra de desconexión, la manera en que desde el discurso oficial han sido manejadas las protestas, criminalizándolas y reduciéndolas a supuestamente haber sido funcionales a la contrarrevolución.    Tras las manifestaciones del 11 de julio, el Gobierno cubano no se percató de la urgente necesidad de crear nuevos mecanismos de participación ciudadana. La forma que entendió el Gobierno para acerca

La izquierda no oficial cubana ante el 20 de noviembre: opciones y dilemas

  ¿Debe marchar la izquierda no oficial cubana el 20 de noviembre? ¿Debiera manifestarse, pero no el 20 de noviembre? Si lo hiciera ¿Qué demandas debiera llevar? por Frank García Hernández   El llamamiento a la manifestación del 20 de noviembre, convocada por el colectivo Archipiélago, provocó que la izquierda no oficial cubana tenga la urgente disyuntiva de si participar o no en esta marcha. Lo cierto es que, en la convocatoria de Archipiélago no se hacen explícitas las  necesidades  inmediatas  de las amplias mayorías que conforman la clase trabajadora cubana. Las masas que salieron a protestar el pasado 11 de julio fueron impulsadas básicamente por la grave carencia de los alimentos, los medicamentos y en contra de la desproporcionada cantidad de tiendas en moneda libremente convertibles; lo cual impacta de manera negativa en el acceso inmediato de las mayorías a productos básicos. No pocas familias cubanas se ven en la disyuntiva de almorzar o cenar; muchas veces, esta sola c

Reclamo por la libertad de los detenidos en Cuba

En la manifestaciones de esta tarde en La Habana fue detenido Frank García Hernández, entre otros miembros de la izquierda cubana. Nota : no todos los miembros del colectivo editorial de Comunistas Blog suscriben esta comunicación. En la tarde de hoy el pueblo cubano salió a las calles. Un pueblo que no estaba convocado por ninguna organización que no fuera la aguda crisis económica que enfrenta Cuba y la discapacidad del gobierno para manejar la situación. Cuba salió a las calles con la consigna equivocada "Patria y vida", pero salió a las calles más allá de una consigna, salió para exigir al gobierno un socialismo verdadero. Los que estaban en las calles no eran artistas e intelectuales solamente, esta vez era el pueblo en su más amplia heterogeneidad. Esta nota de Comunistas blog no busca analizar la situación de Cuba. Busca denunciar la detención con violencia de los manifestantes, denunciar que esta vez la fuerzas represivas del Estado se pusieron en el lugar contrario,