Ir al contenido principal

DECLARACIÓN SOBRE ALGO MÁS QUE LOS SUCESOS DE SAN ISIDRO

 

DECLARACIÓN SOBRE ALGO MÁS QUE LOS SUCESOS DE SAN ISIDRO



Cuba vive hoy un escenario político completamente novedoso. Por primera vez, sectores de la sociedad civil, principalmente vinculados a la cultura, e importantes figuras de las artes y la intelectualidad cubana –los cuales nunca han guardado vínculo alguno con la llamada disidencia-, defendieron públicamente los derechos civiles de un grupo opositor. Una organización que, por demás, pide la caída del Gobierno “dictatorial” y, uno de sus principales líderes apoya abiertamente a Trump.

La lógica reduccionista traduciría que, si los mencionados sectores de la sociedad civil, la intelectualidad y las artes están bregando por la liberación de importantes voceros de esa agrupación, autodenominada Movimiento San Isidro, entonces ellas y ellos también quieren derribar al “régimen”. Sin embargo, la realidad es mucho más compleja que ese pensamiento unidimensional.    

Los hechos han sucedido atropelladamente. El silencio que guardó el Estado durante días y el mal manejo de la comunicación después, provocó un vacío de información en la sociedad, espacio el cual se vió ocupado inmediatamente por la manipulación de la prensa derechista.

Entonces, ¿Qué ha sucedido? En pocas palabras: han detenido a una figura pública del Movimiento San Isidro, debido a que agrediera verbalmente a un oficial de la policía. Producto de ello, sus compañeros exigieron su liberación a través de una huelga de hambre. La respuesta de las autoridades fue impedir el acceso de toda persona a donde se encontraban los huelguistas. Días después, los huelguistas fueron retirados de la casa donde realizaban su protesta.

Pero hay un detalle que no debemos dejar escapar: el Movimiento San Isidro siempre se ha presentado como un grupo vinculado al arte. Además, en los inicios de todos estos sucesos, el motivo por el cual se encontraban reunidos era realizar una lectura de poemas. Este fue uno de los principales aspectos que provocó una alta sensibilidad política entre artistas e intelectuales.  

Sucede que este sector más de una vez ha visto censurada sus creaciones y posiciones. En cierto momento, algunas de las películas producidas por ellos fueron prohibidas, ciertas canciones silenciadas, libros y artículos sin publicar, sus criterios obviados, omitidos o penalizados. No es raro entonces que entre quienes más hayan destacado en este escenario político, hayan sido los jóvenes realizadores de audiovisuales.

Cuando los huelguistas fueron retirados de sus hogares por las autoridades, casualmente, las redes sociales dejaron de funcionar en Cuba. Estos dos hechos –la detención y la momentánea censura digital-, junto a la ambigua información sobre el paradero de los detenidos, produjeron que detonara la tensión acumulada en los artistas e intelectuales que exigían el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos.

He aquí otro aspecto sin el cual no pudiéramos comprender lo sucedido: la mayoría de los artistas, intelectuales y jóvenes vinculados con el mundo de la cultura y la intelectualidad que protestaban desde las redes sociales, no se solidarizaban en sí con el Movimiento San Isidro, sino que exigían el cumplimiento de los derechos civiles de un grupo de personas, las cuales conformaban una organización vinculada con la cultura.

Al día siguiente de haberse sustraído a los huelguistas del lugar donde realizaban su protesta, se apostó en las puertas del Ministerio de Cultura un diverso grupo de intelectuales y artistas -mayoritariamente jóvenes- los cuales exigían conversar con el viceministro Fernando Rojas, algo que gradualmente lograron. En la noche, el director de cine, Fernando Pérez y el actor, Jorge Perugorría, ambos reconocidos por tener posturas fuertemente críticas con las instituciones gubernamentales, pero que nunca se han vinculado a la disidencia, se personaron en el lugar y sirvieron de mediadores en las discusiones que se mantenían dentro del ministerio.  

Finalmente, se logró un importante acuerdo el cual, básicamente se resumía en otorgar garantías a los artistas e intelectuales cubanos, así como el reconocimiento de amplias demandas exigidas mucho antes de los sucesos y, que las autoridades culturales mantuviesen una postura de diálogo sistemático. Uno de los puntos acordados fue solucionar el tema de los miembros del Movimiento San Isidro.

En menos de 24 horas el Movimiento San Isidro envejeció y sus demandas fueron superadas. La liberación de uno de sus miembros y la normalización del estatus legal de los otros, fue un punto más entre el gran acuerdo que marcará un precedente entre la sociedad civil y el Estado. Como muestra de ello, el Movimiento San Isidro ha desconocido el valioso acuerdo al que se ha llegado.  

La contrarrevolución quedó desilusionada y molesta. No sucedió lo que ellos querían: que falleciera uno de los muchachos de San Isidro para que estallaran protestas y desestabilizar el país.

Sin embargo, es cierto que en todo esto hubo una gran dosis de manipulación política y mediática llevada a cabo por grupos ultraderechistas –los cuales supieron aprovechar el mal manejo comunicacional del Gobierno- ; es cierto que no se demoró en aparecer la clásica injerencia de las potencias extranjeras, esta vez, encabezadas por un Mike Pompeo que se niega a aceptar que su presidente fue derrotado y un Parlamento Europeo el cual, por su propio carácter imperialista, no termina de superar la mentalidad colonial. Pero, lo que el Estado debe tener en cuenta es que está ante una sociedad civil diferente a la que él imagina que existe, en medio de una grave crisis económica y que no debe - so pena de crisis mayores-, postergar el diálogo.

Sin embargo, hay un factor socioeconómico sin el cual no hubieran sucedido estos hechos. El renacimiento de la burguesía en Cuba, o, como se estila decir: el sector privado de la economía. La burguesía, como clase social que es, no solo nace con implicaciones económicas, sino también culturales y políticas. Esta clase que ha renacido tras las medidas implementadas por el Gobierno a lo largo de la década que termina, ha tenido un fuerte impacto político y cultural en la sociedad, específicamente, en la sociedad civil y la juventud universitaria de La Habana, aún más en el sector universitario vinculado a las artes, la literatura y humanidades. Esta clase, como sociedad civil en sí que es, ha promovido con fuerza la expansión de toda una nueva sociedad civil consistente en medios de prensa, asociaciones, galerías privadas, estudios de cine independientes, e incluso, su sector conservador promueve iglesias conservadoras.

La burguesía cubana no hizo esto como la agente de un plan macabro preparado por los imperialismos. La expansión de la sociedad civil a partir de la burguesía es un fenómeno intrínseco en ella y que nació con ella como clase social.

La mayoría del sector de la sociedad civil que bregó por los derechos civiles de los detenidos, tiene dos importantes puntos de contacto con los planteos del Movimiento San Isidro. Ambos tienen como meta la ampliación de los derechos civiles. Ambos apoyan, por diferentes caminos, la expansión del sector privado de la economía en Cuba. Lo único que los diferencia es que el Movimiento San Isidro apoya abiertamente a Trump y se somete a los imperialismos.

Es decir, estamos ante tres posturas las cuales apoyan la expansión del sector privado de la economía. Por una parte, el liberalismo entreguista de San Isidro (sometimiento a los imperialismos + economía privada+ libertades civiles), por otra, el sector artístico e intelectual de la sociedad civil que se vio implicada en los hechos (expansión del sector privado de la economía+ libertades civiles + socialismo democrático). Y finalmente, de cierta manera enfrentado a ambas y sin poder comprender por qué esto ha sucedido, justificando todo con solo una parte del problema (es decir, la contrarrevolución y la manipulación mediática extranjera), se encuentra el Estado, quien promueve políticas de expansión del sector privado, a la vez que intenta construir el socialismo y limita los derechos civiles.

Esto es algo que no entiende el Estado: de sus propias manos ha nacido una clase social que apoya sus medidas económicas -incluso, exige profundizarlas-, a la vez que lo ataca políticamente, en lo relativo a las cuestiones democráticas. De esta imposibilidad de análisis, el Estado entiende entonces que las medidas son atacar a la sociedad civil. Un socialismo sin libertades, perece. Los ejemplos de la historia son abrumadores.

Debido a ello, en este gran debate suscitado por una crisis política, hay una gran ausente: las grandes mayorías de la Clase Trabajadora.

Debido a ello, y estimulados por la posición dialógica que mantuvo el Ministerio de Cultura, es decir, las autoridades cubanas, con sectores de la sociedad civil entre la noche del 27 al 28 de noviembre

Comunistas hace públicas las siguientes demandas:

1.      Prohibir -desde la Constitución y el Código Penal-, el ejercicio de todo tipo de censura que recaiga sobre intelectuales, artistas, medios de prensa –estatales y no estatales-, blogs y otras formas de expresión.

2.     Fomentar la transparencia total de la información.

3.     Estimular desde el Estado políticas culturales socialistas enfocadas en lograr la desenajenación de la clase trabajadora. Como parte de ellas, lograr que las zonas de las periferias urbanas y rurales puedan volver acceder a cines y teatros sin tener que desplazarse al centro de la ciudad, a la vez que se establezcan ofertas culturales de calidad y de manera sistemática. La modificación del tiempo de ocio es fundamental en el proceso de transformación de comunidades plagadas de alcoholismo, así como de varios tipos de violencia, entre los que preocupa el aumento del feminicidio.

4.     Estimular políticas sociales que garanticen una vida digna a la totalidad de los sectores más vulnerables de la sociedad, priorizando la eliminación de la mendicidad y no su penalización.

5.      Paralizar la eliminación de subsidios y gratuidades que se tiene planificado hacer en los próximos meses y ha sido anunciado por el compañero Marino Murillo.

6.     Detener las políticas de expansión del sector privado de la economía.

7.     Garantizar a las trabajadoras y trabajadores contratados en el sector privado de la economía, los mismos derechos laborales de quienes laboran en el Estado.

8.    Establecer una legislación que obligue a los empleadores del sector privado de la economía, el cumplimiento estricto de estos derechos.

9.      Otorgar el derecho a huelga a las trabajadoras y trabajadores contratados en el sector privado de la economía. Los intereses de la burguesía nunca serán los intereses de la clase trabajadora.

10.  Legalizar inmediatamente el matrimonio igualitario.

11.   Suprimir del inciso D del artículo 22 de la Constitución donde se le otorgan garantías constitucionales al sector privado de la economía, es decir, a la burguesía. Algo que perfectamente se puede legislar sin tener que estar presente en la Carta Magna.

12. Inclusión en la Carta Magna de un artículo por el cual se legisle que ningún burgués pueda formar parte del Gobierno, ni de la dirección del Partido Comunista.

El próximo año estaremos ante un escenario aún más crítico: se realizará el referendo por la aprobación del matrimonio igualitario, proceso donde, iglesias cubanas que abiertamente reciben desde Estados Unidos el financiamiento de sus iglesias madres, representantes de la ideología derechista y conservadora estadounidense; esas iglesias cubanas constituirán una oposición al Gobierno, masiva y organizada, que estará permitida y amparada por la ley. Oposición la cual tendrá la oportunidad de propagandizar a nivel nacional una ideología reaccionaria y fanática, generando la polarización nacional. Esto, sumado a la grave crisis económica, conduciría a un peligroso escenario el cual pudiera tener un final impredecible, en el caso de que las iglesias conservadoras derrotaran al matrimonio igualitario, es decir, derrotaran una política de Estado.

La clase trabajadora solo será salvada por la clase trabajadora y no por grupos liderados por derechistas. La clase trabajadora nunca ha tenido su futuro en el capitalismo, menos aún la clase trabajadora que vive en países que por siglos fue sometida al colonialismo, más tarde al neocolonialismo; y después, en el caso de Cuba, a décadas de agresión imperialista, lo cual, todo esto, más los errores cometidos, nos ha conducido a una economía atrofiada. Para que se logre consumar la construcción del comunismo y no ser derrotada en el intento, la clase trabajadora debe vivir en una sociedad socialista y libre.

¡Abajo los imperialismos!

¡No a la restauración capitalista!

¡No a la manipulación derechista!

¡Ni Reyes, ni burgueses, ni censores: hacia el Comunismo!

Comité Editorial de Comunistas

Desde algún lugar de Cuba, madrugadas del sábado 28 y domingo 29 de noviembre, 2020

El documento no fue aprobado por la totalidad del Comité Editorial

Comentarios

  1. De manera general me gusta el artículo, pero q yo por ser del sector privado soy burgués, no hermano, con mucho respeto te digo q desconoce el sector privado cubano en su totalidad, ni económicamente ni como espiritualmente(por decirlo d alguna forma) tenemos nada q ver con los tipos de burguesía q se conocen.que quizás una minoría si, ok, pero la mayoría no, y por esa minoría no pueden dar esa categoría a la gran mayoría que nos esforzamos cada día por levantarnos nosotros y con ello al país

    ResponderEliminar
  2. Esta gente van de porro o van de coca.
    La burguesia en cuba nunca ha dejado de existir, despues del 59 la burguesia se conformó con los nuevos secretarios, administradores, ministros, directores, asesores etc y en cuanto a no dejar q ningun burgues pueda acceder a un cargo publico pues si se aprobara entonces habria nuevas elecciones para el comite central y el CE pues sus parientes son inversionistas o dueños de muchos, con los beneficios q esto conlleva.
    Derecho a huelga solo al sector privado mientras q los verdaderos explotados trabajan en el sector estatal sin pago de horas extras, quitandoles la estimulacion bien ganada cuando a los incompetentea de sus directivos les sale mal el robo y tienen q arreglar la economía pq viene una auditoria, cuando dirigen cuadros profesionales graduados de filosofia y no tienen ni puta idea del trabajo pero si de viajes, dietas y prebendas. Mientras el sindicato hace oidos sordos a la masa, justifica los procederes administrativos y cuestiona cualquier reclamo laboral. Sindicato cuyos altos representantes son cuadris profesionales y parece ser q rotan por los diferentes sectores sin ser elegidos por la masa.
    Al sector privado aunque "tiene los mismos derechos y deberes q el estatal" le tienen panico, al que no le dan acceso a contratar servicios ni ser contratados x entidades estatales pero es el unico q recuperó y puso a funcionar mas de 10 respiradores cuando estaban de baja esperando a q los "expertos" fueran de viaje a comprar otros o a adquirir las piezas, es el q está produciendo piezas y accesorios imprescindibles para las vias ferreas con materia prima recuperada, son los q han resuelto el problema de la recreación "el tiempo de ocio" q aqui se dice y de la gastronomía de calidad y precio asequible sin tener el mas minimo apoyo del estado, comprando al mismo precio minorista q compramos todos. Y son los que mas tributan al presupuesto del estado y a los que el estado dejo desprotegido en esta pandemia.

    ResponderEliminar
  3. Tengo acuerdo con muchas cosas dichas aí, pero no se debe conceder liberdades a quien desea la contrarrevolución. Pero los restauracionistas que se manifestaron deberían ter sido recebidos no por la policía del régimen, que los reprime para mantener los privilegios de la burocracia, pero por los verdaderos comunistas.

    ResponderEliminar
  4. Me llama la atención este artículo. Bien elaborado, imagino que estos editores son gente muy informada y estudiada. Discrepo en algunas cosas. Los derechos humanos son para todos. Los que no estén de acuerdo con algún tema ejemplo matrimonio igualitario no pueden ni deben ser atacados. Si las iglesias se oponen y ganan no pasa nada. Si la mayoría no dice entonces no es democracia, se le está preguntando a un pueblo con diversidad de pensamiento. Pq desde un gobierno, de un grupo no se pueden decidir las cosas de millones, hay que llevarlo a consulta y que la gente decida dicho sea de paso gobierno BURGUES pq está demás mencionar cómo viven los dirigentes de este país viven a otro nivel y con ellos sus esposas, hijos y foliares, y el que no lo quiera ver es pq es ciego convencido. Pq no puedo opinar, creer a mi manera, pensar, actuar, vivir dentro de las leyes Morales y estatales hasta donde mi conciencia dicte. Este país no va a avanzar hasta que la iniciativa privada no sea garantizada y liberada. Hasta que dejen de perseguirse cubanos a cubanos. El comunismo es un suicidio humano. Una farsa. Una invento elitista. Nadie ha seguido el Manuel fielmente. Nunca. Todos los comunistas dirigentes viven como capitalistas. Reparte equitativamente la miseria., El odio entre hermanos. La crueldad. Se mofa y sobredimensiona los logros, siempre acompañados de alguien abuso. Esos logros que duran poco. La educación y la salud carecen de calidad pq los cubanos estamos deteriorados moralmente. Pasamos el día pensando en que vamos a comer. Tratando de mal suplir las necesidades básicas. Hasta cuándo hay que vivir así? Los años pasan, la vida se acaba. Hasta cuándo escuchar el ahora sí? Cuántas oportunidades le vos a dar a esta vasta dominante. Cuando los venas miren sus muñecas, vean sus relojes, vean donde viven, que comen, cómo se visten, cómo andan sus hijos. Si Carl Marx y Engels vieran esto se mueren del infarto.

    ResponderEliminar
  5. Pareciera que todas las criticas al artículo defienden abiertamente al sector privado y su desarrollo.... Muy clarificante de sus verdaderos intereses....

    ResponderEliminar
  6. En este documento se expresan una serie de verdades sobrecogedoras, por una parte, al parecer mayoritaria, de un grupo de jóvenes que se identifican como comunistas, pero que nacieron, crecieron y se educaron en un régimen que se auto proclama socialista, pero que realmente no tiene la menor idea de lo que debe ser el Socialismo, y eso se pone de manifiesto en este documento. Lenin y Stalin crearon un régimen que nada tiene que ver con el Comunismo ni el Socialismo, en el documento elaborado por Carlos Marx, titulado: "Crítica al Programa de Gotha" se aclara muy bien que el Socialismo no es un problema de distribución sino un modo de producción:
    “Aun prescindiendo de lo que queda expuesto, es equivocado, en general, tomar como esencial la llamada distribución y poner en ella el acento principal. La distribución de los medios de consumo es, en todo momento, un corolario de la distribución de las propias condiciones de producción. Y ésta es una característica del modo mismo de producción. Por ejemplo, el modo capitalista de producción descansa en el hecho de que las condiciones materiales de producción les son adjudicadas a los que no trabajan bajo la forma de propiedad del capital y propiedad del suelo, mientras la masa sólo es propietaria de la condición personal de producción, la fuerza de trabajo. Distribuidos de este modo los elementos de producción, la actual distribución de los medios de consumo es una consecuencia natural. Si las condiciones materiales de producción fuesen propiedad colectiva de los propios obreros, esto determinaría, por sí solo, una distribución de los medios de consumo distinta de la actual. El socialismo vulgar (y por intermedio suyo, una parte de la democracia) ha aprendido de los economistas burgueses a considerar y tratar la distribución como algo independiente del modo de producción, y, por tanto, a exponer el socialismo como una doctrina que gira principalmente en torno a la distribución. Una vez que está dilucidada, desde hace ya mucho tiempo, la verdadera relación de las cosas, ¿por qué volver a marchar hacia atrás?”
    Karl Marx, GLOSAS MARGINALES AL PROGRAMA DEL PARTIDO OBRERO ALEMÁN (Programa de Gotha) pág.31-32
    https://www.traficantes.net/sites/default/files/pdfs/Critica_programa_Erfurt_Gotha.pdf
    Ese ha sido el error de todos los falsos socialismos, en lugar de entregar los medios de producción a los obreros los mantuvieron como un monopolio estatal que es administrado por una nueva clase, la burocracia, y esa ha sido la causa del fracaso de todos esos regímenes. Absolutamente todos los problemas que tenemos en nuestro país se deben a ese gravísimo error. Cuando ustedes identifican a las PYMES surgidas en nuestro país con el falso nombre de “cuentapropistas”, están introduciendo el modo capitalista de producción, esa política la aplicó China desde mediados de la década del 70 y en estos 45 años han desarrollado un poderoso país capitalista, aunque ellos continúen llamándose “comunistas”. Al parecer esa es la vía que ha decidido, al fin, tomar nuestra burocracia. Ya va quedando muy pocas posibilidades de una rectificación del rumbo porque los intereses de la descendencia de nuestra dirigencia histórica son muy poderosos, y como toda clase en el poder se negará a rectificar el rumbo. Todo lo demás es consecuencia del Capitalismo Monopolista de Estado y del “marxismo-leninismo” o estalinismo creado por Lenin y Stalin, y copiado al calco por los dirigentes de la Revolución Cubana.

    ResponderEliminar
  7. Solo deseo dar mi opinion en uno d los puntos abordados por el articulo.Y comienzo aclarando q soy una simple trabajadora asalariada, es decir, con absoluta sinceridad, el proletariado. Siempre he creido q la mejor sociedad para todos es inclusiva, y por solo poner un ejemplo, como mismo creo q debo apoyar el matrimonio igualitario, creo firmemente en la inclusion q debe tener nuestra sociedad y especialemente el gobierno q por mandato d la ley debe representar a todos, ante la nueva burguesia q se dice llamar la iniciativa privada, un nuevo actor d la economia y la sociedad cubana.Ellos tienen derechos y deben ser escuchados, como mismo tienwn deberes q deben ser conocidos y cumplidos por ellos.No son el demonio, ni pueden ser silenciados y ello empieza por estar reconocidos constitucionalmente.
    El matrimonio igualitario por mucho q el mundo avance en su reconocimiento, su aprobacion no depende d la voluntad d un grupo por mucho q se llame gobierno.Debera ser aprobado si la mayoria d esos q nombramos representantes o parlamentarios, luego d oido a sus representados, pues no tiene derecho a hacer lo q sus conciencias le dictan, solo si ellos lo aprueban se podra aprobar.Reitero no es una decision unilateral del gobierno aprobarlo o no.

    ResponderEliminar
  8. Desde este blog se quiere blanquear a una de.las ideologías más macabras junto al nazismo.

    Desde mi.punto de.vista este Blog, es una aberración integral.

    Pero el que llegue hasta aquí, y piense que la verborragia intelectual que en este blog se esgrime, tiene algún valor ante los hechos documentados durante 62 años de Violaciones y de crímenes de Lesa Humanidad , es un borrego, adoctrinado , y está listo para ser nuevamente manipulado por criminales sociópatas, violadores de masas humanas.

    La actual clase burguesa de Cuba, no es una predicción histórica, no cumple las reglas de un proceso histórico predecible. Esta gente es el supuesto proletariado corrupto, que ha vendido todo por el poder y por mantenerse allí, en el lugar más privilegiado, el de la casta política corrupta rica y asesina.

    Los Comunistas degeneraron en aquello mismo que decían querer eliminar : La burguesía y sus crímenes.

    La raíz de la ideología es violenta , y ahora hay 62 años de comprobación que además de violenta es corrupta y plenamente inmoral.

    El mundo necesita hacer ilegal al Comunismo, porque sus estrategias macabras generan dolor, muerte, guerra y división de forma fanática y sectariamente.

    Los que no piensan como los Comunistas pueden ser hostigados, perseguidos, despojados de su dignidad, desterrados, encarcelados, desaparecidos, y asesinados. Y eso es totalmente contrario a todos los conceptos del bien, de la inclusión, del respeto, de la igualdad de derechos, de la democracia, de la libertad. Eso es fascismo, eso es igual al nazismo.

    Los Nazis persiguieron a los humanos judíos, los Comunistas a los.humanos no Comunistas, a los humanos homosexual, a los humanos creyentes en el espíritu en cualquier forma de devoción.

    El Comunismo tiene una propaganda muy bien estructurada.
    Dicha propaganda es el arma, es el misil con el cual el comunismo penetra y atenta contra el libre pensamiento e implanta la HEGEMONIA DEL PENSAMIENTO EN LOS HUMANOS, para poder.someterlos.
    Los humanos.no somos robots, ni propiedad de ningún proyecto ideológico.
    Los humanos no somos iguales. Y nuestras diferencias hacen posible la maravilla de nuestra existencia.
    Las desigualdades negativas son las que el humano produce. Son producto de profundas carencias del fuero interior y este sitio del Ser, no se puede.controlar para obtener resultados con experimentos ideológicos.

    El camino no es el camino que plantea.el Comunismo.

    Ningún camino que recurra a la violencia fisica y/o psicológica, es.el.camino.

    No van a poder esconder la realidad. Porque siempre estarán los que no permitirán que sigan entreverado y fanatizando la mente de las personas , queriendoles confundir para continuar con sus control .

    Esbirros de las DICTADURAS que abren blogs.
    La justicia llega y algún día terminarán tras la rejas por publicar Adoctrinamiento Comunista Facsista.

    Este, es un ejercicio público, de libertad de pensamiento, libertad de expresión y manifestacion pacífica, con la educación suficiente , a pesar de la indignación por los crímenes y la impunidad con la que perpetran sus actividades delictivas.

    Abajo todas las DICTADURAS.

    Comunistas y de derecha, TODAS son lo que son: DICTADURAS.

    Pensar diferente no es un delito.
    Libertad para todos los presos por manifestar y pensar diferente al Comunismo.

    Cómo se llama , utilizar una herramienta para legislar para volver irrevocable y único una forma de pensar y de actuar. ??

    Tiene un solo nombre: Dictadura

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reclamo por la libertad de los detenidos en Cuba

En la manifestaciones de esta tarde en La Habana fue detenido Frank García Hernández, entre otros miembros de la izquierda cubana. Nota : no todos los miembros del colectivo editorial de Comunistas Blog suscriben esta comunicación. En la tarde de hoy el pueblo cubano salió a las calles. Un pueblo que no estaba convocado por ninguna organización que no fuera la aguda crisis económica que enfrenta Cuba y la discapacidad del gobierno para manejar la situación. Cuba salió a las calles con la consigna equivocada "Patria y vida", pero salió a las calles más allá de una consigna, salió para exigir al gobierno un socialismo verdadero. Los que estaban en las calles no eran artistas e intelectuales solamente, esta vez era el pueblo en su más amplia heterogeneidad. Esta nota de Comunistas blog no busca analizar la situación de Cuba. Busca denunciar la detención con violencia de los manifestantes, denunciar que esta vez la fuerzas represivas del Estado se pusieron en el lugar contrario,

Acerca de las protestas en Cuba del 11 de julio

Memoria - Rene Magritte (1948) A seis días de los acontecimientos y tras un profundo análisis, Comunistas da a conocer su posición oficial acerca de las protestas que tuvieron lugar en Cuba el pasado domingo, 11 de julio.  De manera casi simultánea y con mayor o menor intensidad, el domingo 11 de julio Cuba vivió una serie de estallidos sociales que abarcaron al menos a 6 de las 14 provincias que conforman el país. En los 62 años transcurridos desde el triunfo de la Revolución dirigida por el comandante Fidel Castro, Cuba no había enfrentado una situación como ésta.  A pesar de que inicialmente, las primeras protestas comenzaron de manera pacífica, casi la totalidad de las manifestaciones terminaron marcadas por la violencia, la cual fue ejercida por ambos bandos. Esta serie de simultáneas manifestaciones antigubernamentales son un hecho nunca antes visto en Cuba socialista. He aquí un factor necesario a tener en cuenta para poder comprender los hechos.  Cabe recordar que en Cuba, las